Entrevista con James Hannibal

Entrevista con James Hannibal

Entrevista traducida del blog YAYOMG

Misterio, acertijos, magia, sociedades secretas subterráneas y una aventura con un ritmo súper rápido. De todo eso está hecha la serie “Sección 13” de James R. Hannibal. Por eso estamos tan entusiasmados con la aparición del segundo libro de la serie, “El cuarto rubí”, programado para Octubre de 2018. Los lectores pueden seguir a Jack y Gwen en otra misión emocionante inspirada en las históricas calles de Londres y disfrutar los numerosos guiños a la obra de Arthur Conan Doyle y sus novelas de Sherlock Holmes.

La acción de El cuarto rubí ocurre un año después de donde quedó la trama al final del primer libro. El padre de Jack sigue en coma, y él no habló desde entonces con Gwen, y sus habilidades de rastreador están venidas a menos. Todo esto cambia cuando Jack y Gwen son incriminados en el robo de una de las icónicas joyas de la corona y arrastrados a una nueva misión donde tendrán que descubrir al verdadero ladrón y probar su inocencia. Se dice de los rubíes encantados de la corona que traen sabiduría, lealtad y control sobre las naciones a quien los posea, así que Jack y Gwen deben apurarse para hallar los tres rubíes encantados antes de que caigan en las manos equivocadas.

Si te encanta perderte en mundos ficcionales y resolver adivinanzas, misterios y acertijos, entonces esta serie es para vos. En esta entrevista, el autor nos cuenta sobre las experiencias en la vida real que influenciaron este libro. Ya nunca volverás a viajar a algún nuevo lugar sin preguntarte si existe una sociedad secreta o algo mágico ocurriendo debajo del suelo de un lugar con apariencia común y corriente. Esto es lo que hace que La oficina de objetos perdidos y El cuarto rubí se sientan tan reales – el libro te hace imaginar que estás realment en Londres y estás a punto de descubrir un mundo subterráneo escondido entre las sombras.

 

YAYOMG!: ¿Podés compartir con nosotros qué fue lo que inspiró a escribir la fantástica serie Sección 13 y qué pueden esperar los lectores de El cuarto rubí?

JAMES R. HANNIBAL: Si le preguntás a cualquier fanático de las novelas de misterio cuál es su dirección favorita en el mundo de las novelas, es muy probable que respondan “221B Baker Street”. Yo respondo eso. Así que cuando por razones de mi trabajo como piloto de aviones tuve que ir a Londres, lo primero que hice fue salir del hotel e ir a visitar la famosa dirección de Sherlock Holmes. Me pareció que allí me iba a estar esperando una realidad extraña e inesperada. Y no me equivocaba.

La línea Jubilee del subterráneo me llevó a una estación decorada con escenas a tamaño natural de los famosos casos del detective, y me empezó a envolver una atmósfera detectivesca. Luego, mientras subía las escaleras de Baker Street, vi un cartel. “La oficina de objetos perdidos”, leía. Y luego: Por aquí“. El sonido de estas palabras en mi cabeza era tan británico y tan exquisito que no pude rechazar la invitación. Contento por demorar mi cita con Mr. Holmes, fui siguiendo más flechas y señales hasta que llegué al 200 de Baker Street, apenas un par de puertas más abajo que el 221B . Y allí vi una maravilla.

Una vidriera exhibía una galera gris con el borde ligeramente gastado, una plancha que podría haber salido del set de Downton Abbey, algunos vinilos gastados y otras antigüedades. Apretando la frente contra el vidrio, vi algunos escritorios adentro, con etiquetas que decían Consultas y Reclamos. Esta era una gran oficina de objetos perdidos —objetos perdidos y encontrados en todo Londres. Las ruedas empezaron a girar. De hecho, traté de sacar algunas fotos, pero una mujer enojada con acento jamaiquino salió a echarme. Y eso hizo girar las ruedas todavía más.

Una oficina tan cerca de la dirección de Sherlock Holmes dedicada a encontrar lo que fue perdido y también muy dedicada a hacer cumplir estrictamente regulaciones como “Prohibido tomar fotografías” debía ser una fachada para una sociedad secreta de detectives al servicio de la Corona Británica.

Luego de rendir homenaje al detective en el Sherlock Holmes Museum, que fue lo que encontré en el 221B, seguí recorriendo la ciudad . No recuerdo con precisión a dónde fui, o con quién hablé, solo que durante esa caminata se me aparecieron los ministerios de Rastreadores, el Ministerio de Dragones, el Ministerio de Secretos y el Ministerio de Oficios. Y pienso que, dado que el trabajo me había separado de mis hijos por varias semanas, la historia que rodea a estos ministerios se transformó en la de un chico buscando a su padre.

En cuanto a El Cuarto rubí, cada novela de la serie Seccion 13 requerirá que Jack y Gwen resuelvan un misterio histórico para prevenir una catástrofe o un crimen de un archivillano de la actualidad. En La oficina de objetos perdidos, intentaron resolver el misterio de quién provocó el Gran incendio de Londres. En El cuarto rubí, tienen que descubrir un gran secreto que reune a tres rubíes encantados (que son muy reales) de las colecciones de las joyas de la corona.

Jack y Gwen van a usar pistas del pasado y del presente para rastrear al ladrón y evitar que una las gemas y desate un poder dormido hace mucho tiempo y que una vez hizo desaparecer a más del diez por ciento de la población del planeta Tierra. Este viaje los llevará muy profundo bajo el subsuelo de Londres, a través de enclaves del Ministerio de los Secretos y el Ministerio de Dragones, y también dentro de la psicología del mismo Jack, revelando habilidades que estaban escondidas incluso para sí mismo. También Sadie tiene un papel más protagónico, y ella es además mi favorita.

The Fourth Ruby: Interview with Author James R. Hannibal

YAYOMG!: Mucho de estas novelas se inspira en lugares reales y en acontecimientos históricos de Londres. ¿Por qué Londres te llama tanto la atención para construir historias fabulosas?

JAMES: London es mi lugar favorito en el mundo, sobre todo cuando la visito con mi familia. Es un lugar de encuentro para todas las formas de magia: reyes y reinas, Arturo yMerlinHolmes y Watson, y los descubrimientos científicos increíbles de la Royal Society. En Londres podés encontrar dragones y gremios medievales y también una placa recordatoria para un gato que amaba los diccionarios. Y cuando mirás un poco debajo de todas esas calles antiquísimas, donde tanta gente caminó en la historia, descubrís un nuevo mundo para explorar. No me puedo imaginar ningún otro lugar tan rico en historias como Londres.

YAYOMG!: En el libro, Jack tiene una habilidad única para mirar y sentir el mundo de forma diferente a los demás, lo que lo ayuda a convertirse en un gran rastreador. ¿Qué fue lo que inspiró estas habilidades?

JAMES: Aunque no lo creas, Jack y yo tenemos mucho en común. Yo quería reinventar al detective híper-observador. Con tantos detectives sueltos por ahí —Sherlock Holmes, Nancy Drew, Encyclopedia Brown, etcétera— no quería que mi detective fuese redundante. En esta búsqueda de originalidad, mi esposa me sugirió que mirara en mi propia experiencia.

Por ese tiempo, yo trabajaba para la Fuerza Aérea y usaba una parte secreta de mi vida para las misiones militares. Yo tengo Sinestesia, un entrecruzamiento de los sentidos. Como Jack, yo veo y siendo sonidos, escucho movimiento y destellos de luz, y puedo sentir un mal olor y sentirme caminar por un pantano o una tormenta de arena mientras percibo ese mal olor.

Suena feo, pero a veces la sinestesia me ayuda a darme cuenta de cosas que los otros no pueden, y sin dar detalles clasificados, me ayudó a salvar vidas. Verter mis propias experiencias en el mundo de Jack fue una suerte de catarsis. Claro que enriquecí con varios detalles, incluyendo la habilidad de sentir los sonidos y las visiones encerradas en el acero y la piedra, pero en líneas generales esa fue la inspiración.

YAYOMG!: El mundo que construiste en esta serie es increíblemente detallado, enorme y a pesar de ser fantástico se siente muy real. ¿Seguís algún método para diseñar los mundos de tus libros?

JAMES: Gracias por preguntar, esta es mi parte favorita. En la fantasía, descubrir el mundo es siempre la mitad de la diversión, así que la construcción de mundos es super importante. No se trata solo de los lugares, sino también de la gente que los habita, dónde se acumulan las sombras y la niebla que cuelga en el aire. Sobre todo, cada detalle en las escenas se trata del estado de ánimo que querés transmitir a los lectores y personajes.

Cuando creé el Archivo, quise darle a Jack un sentido de maravilla,  así que lo hice caer en el pozo sin fin de la biblioteca, una criatura misteriosa en la profundidad y la mujer ciega en un globo aerostático. Quería que la Cámara tuviera una sensación acogedora, como el estudio de Holmesian, así que incluí madera tallada y otros detalles victorianos, Si releés el movimiento de la oficina de objetos perdidos a la cámara, vas a ver como Gwen enfatiza la transición de frío a cálido.

 

No Comments

Post A Comment